Las jugadoras del equipo de Primera División Nacional del Club Deportivo TEAR Ramón y Cajal, Veronika Ganter, Carmen Blázquez y Elena Gázquez, estarán vinculadas al Grupo Hafesa RACA Granada, entrenando con regularidad con el equipo de Liga Femenina 2 y estando a disposición de Quique Gutiérrez para ser convocadas.

Vero Ganter – La ala-pívot malagueña de origen alemán continuará en la disciplina del RACA, alternando los entrenamientos con el Liga Femenina 2 y la competición con el Nacional que dirige Antonio Iván.

Para Quique Gutiérrez, “Vero es una jugadora con buenas condiciones físicas y con gran recorrido, pero que hace dos años por estudios, y el pasado por la lesión, acumula ya dos temporadas en los que apenas ha competido. Necesita recuperarse físicamente y coger ritmo de competición”.

Carmen Blázquez – La escolta granadina, en su primer año de senior, renunció la temporada pasada a jugar en Liga Femenina 2 para centrarse en sus estudios de segundo de bachillerato. Este año, su objetivo será ser una jugadora importante en Primera División Nacional y aprovechar las oportunidades que surjan con el Liga Femenina 2.

“La idea es que trabaje con nosotras día a día y recupere ese ritmo e intensidad que exige una competición como la Liga Femenina 2, mientras compite en Nacional. Seguro que tendrá oportunidades con el primer equipo porque es muy de mi gusto”, afirma Quique Gutiérrez.

Elena Gázquez – Es una de las nuevas incorporaciones del CD TEAR Ramón y Cajal, pues llega a Granada en su primer año senior para cursar estudios universitarios. En su etapa juvenil, destacó con el CAB Linares tanto en Primera División Nacional como en los Campeonatos de Andalucía júnior.

“Elena es joven, es alta, y por estudios estará largo tiempo en Granada. La idea es que juegue en Nacional y pueda ir alternando entrenamientos con el Liga Femenina 2 para ver su adaptación y evolución. En el baloncesto la altura es importante y ella la tiene, además de potencial y buena actitud en el campo”, valora Quique Gutiérrez.